linfa

La importancia de la linfa

¿Conoces el papel de la linfa y del sistema linfático en nuestro organismo? ¿Sabes qué es un edema, o por qué se produce? Y el sistema inmune, ¿qué pinta en todo esto?

Vamos allá.

¿Qúe es la linfa?

La linfa es un líquido compuesto por agua, proteínas, grasas, sales minerales, leucocitos, linfocitos, macrófagos, etc. Este líquido circula a lo largo del cuerpo a través del sistema linfático. 

¿Qué es el sistema linfático y para qué sirve?

El sistema linfático tiene dos funciones muy importantes.

Es un sistema de transporte y eliminación de sustancias desde el intersticio.

Nuestro organismo está compuesto por un liquido intersticial que baña nuestras células. Estas células se nutren de sustancias que filtran desde el sistema circulatorio. En ese proceso, se genera material de desecho metabólico que es gestionado y eliminado por el sistema linfático. Éste también es el encargado de transportar distintas moléculas de gran tamaño, como las proteínas. 

En resumen, el intersticio filtra liquido desde el sistema circulatorio, lo utiliza para alimentarse y luego, el exceso de líquido se reabsorbe a través del sistema linfático. 

Es parte del sistema inmunitario de defensa del cuerpo.

La linfa está compuesta, entre otras cosas, por linfocitos T, linfocitos B y macrófagos, que también se encuentran en los ganglios linfáticos. 

¿Qué pasa cuando el sistema linfático no funciona adecuadamente?

Como hemos visto antes, el sistema linfático drena los líquidos excedentes del intersticio a la vez que transporta y elimina los desechos metabólicos que producen las células. Existe un equilibrio fisiológico entre la filtración de líquido al intersticio y la reabsorción de sustancias del intersticio por parte del sistema linfático. 

Pero esto no siempre funciona así de bien:

Puede producirse un desequilibrio si la cantidad de líquido filtrado al intersticio aumenta, pero el sistema de reabsorción no lo hace. Entra más liquido del que podemos sacar. Este líquido se queda acumulado en el intersticio lo que dará lugar a un edema

En otras ocasiones el desequilibrio se produce cuando, aunque la filtración es normal, la capacidad de reabsorción es insuficiente. La cantidad de líquido es normal, pero nuestra capacidad para sacarlo es más pequeña. El líquido se queda de nuevo acumulado en el intersticio, generando de nuevo un edema

Hay muchos tipos de edemas. Pueden ser de origen vascular, linfático, hepático, renal, cardiaco, neoplásico, postquirúrgico, etc. En muchos, la fisioterapia es el tratamiento de elección (ya hemos hablado antes del papel del drenaje linfático manual). Teniendo en cuenta lo que hemos dicho antes acerca del papel de la linfa en el sistema inmune, no debemos ignorar un posible edema, por pequeño que sea. 

Si tienes dudas o preguntas ponte en contacto con nosotras, o acércate a Fisioterapia Felicidad Rodríguez. Estaremos encantadas de poder ayudarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.