Dolor en relaciones sexuales después de cesárea

Hay un dato que a día de hoy me sigue sorprendiendo. Es la cantidad de mujeres que llegan a la clínica con dolor en relaciones sexuales después de una cesárea. 

Tengo que reconocer que no he hecho una estadística y no puedo hablar con datos objetivos en la mano, pero si que puedo decir que un porcentaje muy alto de mujeres que han tenido una cesárea, presentan dolor al intentar retomar el sexo con penetración. 

Tanto es así, que esa pregunta, que antes era de las últimas en mi hoja de valoración, ahora está ocupando los primeros puestos. ¿Y sabéis cuál es la reacción de las mujeres cuando pregunto? Me dicen: «pues sabes que si, y estoy soprendidísima, porque yo no he tenido un parto vaginal y no me lo explico».

He buscado alguna justificación científica y aunque he encontrado una asociación entre la cesárea y el dolor en relaciones sexuales, las causas que lo justifican no están claras.

Así que hoy aquí vengo a decirte que no te lo estás imaginando.

Aunque no hayas tenido parto vaginal y tu parto haya sido por cesárea, puedes tener dolor en la penetración, es más frecuente de lo que imaginas. 

Y voy a intentar darle una explicación lo más razonada posible, porque cuando lo piensas, te das cuenta de que no es tan raro.

Cuando exploramos a una mujer con dolor en relaciones sexuales (dispareunia), solemos encontrar una hipertonía de la musculatura superficial (si el dolor es a la entrada de la vagina) y/o de la musculatura profunda (si el dolor es en el fondo de la vagina). Aunque ambas pueden coexistir.

¿Qué fue primero, el huevo o la gallina? 

¿Qué produce esta hipertonía? 

Puede que la mujer ya la tuviera antes del parto y que la hipertonía haya sido la causa de que el bebé no haya podido descender por el canal de parto y de ahí la cesárea

En este caso, la hipertonía puede estar causada por:

  • Estrés (igual que se contracturan los trapecios, también lo hace el suelo pélvico)
  • Antecedentes traumáticos previos: hablo de traumas emocionales (abuso, violación..) o traumas físicos (otras cirugías..)
  • Postural: La postura influye directamente en el suelo pélvico, para bien o para mal.
  • Respiratorio: Un aumento del tono de diafragma torácico, afectará también al diafragma pélvico.
  • Cambios hormonales: menopausia, ovario poliquístico, anticonceptivos orales…

Si antes del embarazo o del parto, la mujer no tenía dolor, entonces podemos deducir que la causa ha sido el parto y/o el embarazo:

Durante el embarazo, el aumento progresivo del peso del bebé hace que el tono de base de suelo pélvico tenga que ser más alto, ya que tiene que soportar esta hiperpresión extra. 

Aquí podemos añadir todas las causa de las que hemos hablado un poquito más arriba.

Si hablamos del parto se abren dos vías. 

Que la cesárea haya sido programada: 

En este caso, la mujer no se ha puesto de parto cuando se le hace la cesárea.

Por un lado, hay que destacar que es una intervención quirúrgica en la que se “abre” la pared abdominal, por lo que hay un cambio muy brusco de presión dentro del complejo abdomino-pélvico. Y el suelo pélvico responde aumentando su tono. (Si quieres saber más de la relación de suelo pélvico y abdomen puedes leerlo aquí

A esto se le une todas las consecuencias emocionales que tiene una cesárea: el miedo a la intervención, el dolor de la cicatriz, sentir que “no has parido”, que te separen de tu bebé… Que indirectamente también influyen en el tono de base del suelo pélvico.

Que la cesárea haya sido de urgencia:

Si la cesárea es de urgencia, hay que analizar, a parte de todo lo que hemos hablado de la cesárea programada, todo lo que pasó antes de hacer la cesárea.

  • Puede que esa mujer estuviera de parto y empujando durante horas.
  • Que hiciera una dilatación completa
  • Que todo fuera bien y de repente algo se torciera y decidieron abrir rápido

Por lo tanto hay unas consecuencias físicas y emocionales que hay que sumar a las propias de la cesárea. 

¿Cómo te sentirías si hubieras imaginado tu parto vaginal y de repente terminara en cesárea? Es lógico que aumente el tono de suelo pélvico.

Si has llegado hasta aquí leyendo, espero que te haya servido para entender que tener dolor en relaciones después de una cesárea no es raro, y que hay varios motivos que lo justifican.

Además me gustaría decirte, que tiene tratamiento, y que normalmente es muy agradecido. Así que si es tu caso, no dudes en consultarnos y estaré encantada de ayudarte con tu problema.

Mientras tanto, puedes descargarte nuestra Guía de Autotratamiento de la Cesárea aquí

4 comentarios en “Dolor en relaciones sexuales después de cesárea”

  1. Saludos!! Me ha aclarado muchas dudas. Recién retomo relaciones con mi pareja después de 2 meses que fue mi cesárea y ha sido muy doloroso al tratar de penetrar. Si sabe y puede compartir algún tratamiento para esto, se lo agradecería muchísimo!!!!!!!

    1. Hola Thais, ¡gracias por tu respuesta!
      Como ves en el artículo, el dolor en las relaciones depende de muchos factores. Lo primero que me gustaría decirte es que acudas a un/a fisioterapeuta experta/o en suelo pélvico para que te valore. Si no tienes uno cerca, no olvides la importancia de la hidratación diaria y la lubricación durante las relaciones. Además puedes usar la vibración o los dilatadores como terapia.
      ¡Espero haberte ayudado!

      Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.