Dolor de ATM por el uso de mascarilla.

¿Has notado dolor o tensión en la cara desde que usamos la mascarilla? Esta pregunta se ha vuelto rutinaria en la consulta desde que el Covid-19 llegó a nuestras vidas y trajo con él la mascarilla

Al inicio del día os notáis bien, sin ningún dolor. Pero conforme avanza la jornada la tensión se acumula y al llegar la noche es muy intensa. Podemos pensar que es únicamente por el uso de la mascarilla, pero hay más factores que nos pueden influenciar:

  • La pandemia ha provocado un aumento del estrés. Todos estamos preocupados por las consecuencias económicas, sociales y sanitarias que puede traernos el covid.
  • Pesadillas, sueño irregular, insomnio… provocan una disminución de la cantidad y de la calidad del sueño. Nos levantamos sin energía día tras día generando mayor tensión muscular.

Tod@s estamos un poquito cansados de la mascarilla, pero ha día de hoy es nuestra mejor barrera junto con la distancia social y el lavado de manos para evitar el contagio de covid-19. Aunque hay diversos tipos (de tela, quirúrgicas, ffp2) y formatos de mascarillas (pico de pato, tres piezas,…) todas nos provocan en mayor o menor medida dos cosas:

  • Por un lado, al hablar con la mascarilla aumentamos los movimientos de la boca en el intento de mantenerla en su posición correcta. 
  • Por otro lado, muchos notamos una cierta sensación de falta de aire colocarnos la mascarilla y movernos . Para compensarlo, abrimos la boca y modificamos nuestro patrón respiratorio, inhalando y exhalando por ella.

Ambos factores nos van a provocar que nuestros músculos y las articulaciones temporomandibulares (ATM) trabajen más durante el día, acumulando más tensión al llegar la noche y originando molestias o dolor en la región orofacial.

¿Qué podemos hacer para mejorar el dolor de ATM?

Me encantaría poder decirte que dejaras de usar la mascarilla, pero aún no podemos tomar esa medida porque aunque mejoraría nuestro dolor, nos traería más problemas que beneficios.

Pero tranquil@, te voy a dar unos consejillos para que vayas mejorando:

  1. Busca una mascarilla con la que te sientas cómod@. Es importante que la puedas ajustar lo mejor posible para que no se mueva pero sin que te presione en exceso la mandíbula. Las mascarillas que por su patrón no están pegadas a la nariz-boca y dejan un poquito de espacio, permiten respirar “algo mejor” sin necesidad de abrir la boca.
  2. Realiza un pequeño masaje en la musculatura de la cara, te ayudará a relajarla. Deja la boca ligeramente abierta o coloca un corcho entre los dientes. Realiza 5 trazos en cada movimiento:
    1. Coloca los dedos en los laterales de la cabeza, deslízalos hacia abajo hasta llegar al arco cigomático.
    2. Coloca los dedos por debajo del arco cigomático. Desplázalos hacia abajo al mismo tiempo que abres la boca.
    3. Ahora dibuja una línea con los dedos índices desde la parte central entre la nariz y el labio superior hacia fuera.
    4. Por último, dibuja una línea con los dedos índices desde la parte central entre el mentón y el labio inferior hacia fuera.
  3. Realiza movimientos de la mandíbula (abrir, mover hacia la derecha- izquierda, sacar y meter barbilla) y de la lengua:
    1. Apoya la lengua detrás de los dientes y relaja la mandíbula.
    2. Coloca la lengua pegada al paladar y abre la boca.
    3. Mueve la lengua hacia arriba, abajo, derecha e izquierda

Realiza 10 repeticiones de cada movimiento

Puedes realizar estos consejos siempre que lo necesites, al final notarás una sensación muy agradable de relajación.

Si tus dolores persisten o tienes dudas ponte en contacto con nosotras.

Estaremos encantadas de poder ayudarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.