Disfunción Eréctil y fisioterapia

Cuando hablamos de fisioterapia de suelo pélvico, casi siempre se relaciona con mujeres, pero también los hombres tienen suelo pélvico. Y por supuesto, también los hombres tienen que prestarle la atención que se merece.

Si eres hombre, quizás desconozcas las grandes ventajas de conocer y trabajar tu suelo pélvico, incluso aunque estés completamente sano. Un día, escribiré con detalle los beneficios del trabajo de suelo pélvico masculino, pero hoy voy a hablar del papel de la fisioterapia en la disfunción eréctil.

Para ello vamos a empezar por conocer (grosso modo) la fisiología “muscular” de la erección

Aunque todo es un poco más complicado que todo esto, dejaremos “de lado” a los nervios y los vasos que tan importantes son en la erección y vamos a nombrar dos músculos esenciales: el Isquiocavernoso y el Bulboesponjoso. ¡Vaya dos nombres! Pero te dejo una imagen para que puedas identificarlos:

disfunción eréctil

FUNCION MUSCULAR

El bulboesponjoso contribuye a la erección porque ayuda a que el pene se llene de sangre, además bombea el semen hacia fuera durante la eyaculación.

Una vez conseguida la erección el músculo isquiocavernoso estabiliza el pene erecto e impide que se vacíe de sangre durante la misma. 

En ocasiones, una debilidad de estos músculos ya sea por cirugía de próstata o por otras razones, puede hacer que la erección sea difícil de mantener o incluso de conseguir. 

Si la causa de tu disfunción eréctil es muscular, mantener un buen tono y una buena conciencia de estos dos músculos, te ayudará con tus problemas de erección. 

¿CÓMO TRABAJAR ESTOS DOS MÚSCULOS?

No solo de Kegel vive el suelo pélvico, el isquicavernoso y el bulboesponjoso son músculos muy superficiales y para trabajarlos puedes hacer algo que seguro que has hecho de broma alguna vez: imagina que tienes una erección y que quieres llevar el pene hacia arriba, hacia tu abdomen. 

Puedes poner un poco de resistencia tirando un poco de tu glande y así sabrás qué músculos exactos tienes que contraer. 

Además, tener una buena actividad de la musculatura más profunda de suelo pélvico (el elevador del ano) te ayudará a mantener una correcta salud pélvica y una buena continencia. 

Para contraer el elevador del ano, imagina que quieres contener un gas o que quieres pegar los testículos al cuerpo. 

Como ya hemos dicho en otras ocasiones, la actividad del músculo transverso del abdomen es esencial, pues está íntimamente relacionado con el suelo pélvico. (Puedes leer más aquí)

La fisioterapia de suelo pélvico, acompañada de otros profesionales, puede ayudarte a reconocer estos músculos, a fortalecerlos y a recuperar tu vida sexual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.