4 pasos para ser constante con tus ejercicios de fisioterapia

“¿Has hecho los ejercicios? Si. Bueno, en verdad, no” así comienzan algunas sesiones de fisioterapia cuando los pacientes vienen a revisión. Pero empecemos por el principio.

Un día tenéis un dolor y llamáis para pedir cita. Acudís con muchas ganas porque vuestro dolor no os deja en paz. Cuando  entráis en la consulta veis la camilla y, si, sabemos que estáis deseando tumbaros en ella, es pura atracción paciente-camilla, al igual que pura decepción cuando os pedimos que os sentéis en la silla. Vemos vuestra desilusión inundando la cara, como un niño en la mañana de reyes sin juguetes.

Tras una serie de preguntas, tenemos una idea de cuál es vuestro problema. Por fin, es el momento de ir a la camilla (¡siiiii!) aunque aún quizás no os tumbéis (¡nooo!)  porque debemos hacer más test para confirmar el diagnóstico.

Tras la valoración establecemos el tratamiento. Tendrá una parte manual, más pasiva, pero también una parte activa, ejercicios. Salís de la consulta muy contentos, con vuestros ejercicios muy claros y dispuestos a realizarlos no como mínimo 3 veces en la semana, sino todos los días.

Normalmente os damos cita de revisión a la semana, tras la cual acudís de nuevo a la consulta. Es cuando llega la pregunta más temida para vosotros, “¿qué tal? ¿has hecho los ejercicios?”, con la respuesta más temida para nosotras, “Si, bueno, en verdad no”, es cuando veis en nosotras la tristeza en los ojos.

¿Por qué sucede que la mayoría de los pacientes olvidáis realizar los ejercicios o sólo los hicistéis una vez?

La pequeña tabla de ejercicios que os mandamos deseamos que la incluyáis en vuestra vida diaria. Queremos que la convirtáis en un hábito más que realizáis de manera automática. Pero para que una acción llegue a ser un hábito necesitamos que se repita muchas veces.

James Clear en su libro “Hábitos atómicos” describe los 4 pasos que tiene la construcción de cualquier hábito:

  1. Señal, desencadena el proceso en tu cerebro que inicia determinada conducta. Es la primera indicación de información de que hay una recompensa cercana.
  2. Anhelo, son la fuerza motivacional que hay detrás de cada hábito. Está unido al deseo de cambio.
  3. Respuesta, es el hábito que realizas, que puede ser un pensamiento o una acción. Dependerá de la cantidad de motivación que tienes y el esfuerzo que se requiere.
  4. Recompensa, es la meta final de cada hábito. Las recompensas nos satisfacen o nos enseñan. 

Todas los pasos son importantes para alcanzar el éxito de creación del hábito. Son un circuito de retroalimentación. 

Además el autor nos propone 4 leyes para el cambio de conducta que nos ayudan a construir mejores hábitos: hacerlo obvio, atractivo, sencillo y satisfactorio

¿Cómo puedo aplicar esto para que en la próxima sesión vuelva con mis ejercicios hechos?

  1. Hacerlo obvio, para ello fija en tu agenda el momento y el lugar donde vas a realizar tus ejercicios, escribe la siguiente oración: “Yo haré mis ejercicios a las ______ (hora) en el _______(lugar). Además ayúdate del ambiente para ello, deja visible tu hoja de ejercicios para recordar que tienes que hacerlos.
  2. Hacerlo atractivo. Una estrategia interesante es unir una acción que quieres a una acción que necesitas hacer, por ejemplo, haré mis ejercicios (acción que necesito hacer) y después veré mis series en netflix (acción que quiero hacer) .
  3. Hacerlo sencillo. Hoy en día las tecnologías nos pueden ayudar mucho para facilitar ese momento de hacer los ejercicios. Podemos poner una alarma que nos recuerde el inicio, grabarnos para no estar pendientes del papel, usar una aplicación que nos marque las repeticiones…
  4. Hacerlo satisfactorio, es el paso más importante para que alcancemos el hábito, porque lo que se recompensa inmediatamente se repite. Tenemos que sentirnos exitosos de manera inmediata aunque sea de forma modesta. Uno de los sentimientos más satisfactorios es el sentimiento de estar progresando. El registro de progresos hace que cada medida refuerce la sensación de que te diriges en la dirección correcta.

Para que nunca más vuelvas a la consulta sin hacer los ejercicios descarga e imprime esta hoja de registro que hemos preparado para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.