Indiba y disfunciones de la ATM

Los problemas de ATM (articulación temporo-mandibular) son frecuentes, más aún desde que llevamos las mascarillas, pero estas no son la única causa de alteraciones de ATM.

Articulación Temporo-mandibular

Ubicada en la región craneal, esta articulación bicondílea (en forma de bisagra) está formada por la parte superior del maxilar y por el hueso temporal; y está implicada en procesos tan cotidianos como masticar, respirar, bostezar y gesticular.

Precisamente por esto, es susceptible de verse alterada como consecuencia de un traumatismo directo o de repetición, de una situación de estrés emocional o por el “inofensivo” hecho de mascar un chicle o tocar un instrumento de viento. 

Síntomas de alteración de ATM:

Alguno de sus conocidos síntomas son molestia al masticar, chasquido al abrir o cerrar la boca, bloqueo de la mandíbula y dolor en cara, cabeza u oído.

Quizás te preguntes por qué le damos tanta importancia a una articulación tan pequeña. Aunque no te lo creas, cerca del 15% de la población sufre problemas relacionados con esta articulación y casi un 60% asegura tener o haber tenido algún síntoma relacionado con esta patología (Pantoja et al., 2019; Montero et al.,2018).  

Si bien durante mucho tiempo la forma de hacer frente al tratamiento de esta patología se basaba en una terapia manual, donde el objetivo del fisioterapeuta no era otro que tratar de restablecer la función de la articulación, los resultados no eran del todo satisfactorios, observando con frecuencia una alta tasa de recaídas. 

Los avances tecnológicos de las últimas décadas, sumados a un mayor conocimiento de los mecanismos asociados al dolor, han contribuido de manera sustancial a mejorar los resultados a medio-largo plazo de los tratamientos fisioterápicos (McNeill., 1997). 

INDIBA en la ATM

Uno de estos avances es la radiofrecuencia INDIBA, un abordaje indoloro que envía una corriente electromagnética capaz de aumentar la temperatura del tejido tratado. El aumento de temperatura provoca una respuesta natural de regeneración, reparación y defensa que consigue minimizar el dolor, la inflamación y restaurar la función de la articulación (Górnicki et al., 2020).

Con ayuda de su cabezal podemos preparar la musculatura de la mandíbula y estimular a los nervios que se ubican en dicha región, consiguiendo una desensibilización del dolor.

El trabajo de la musculatura nos permite corregir posibles disfunciones en el movimiento e incluso recolocar el disco de cartílago que recubre la superficie de la articulación. 

Aunque esta técnica es la “repera” no podemos olvidarnos de que la terapia manual es la base de cualquier tratamiento. La combinación de ambas metodologías es, en la mayoría de los casos, suficiente para recuperar la movilidad y aliviar los dolores cervicales y de cabeza consecuencia de la disfunción en la ATM (Santander, H et al., 1994).

En la Clínica Felicidad Rodríguez pensamos que la alteración funcional de la ATM es un punto donde confluyen muchas patologías y no la debemos subestimar.

Si padeces alguno de estos síntomas:

  • bruxismo
  • dolor orofacial
  • Dolor de mandíbula
  • Molestias oído, ojos, o cabeza.
  • Dolor de cuello o espalda
  • Migrañas
  • Mareos o vértigos
  • Dificultad para abrir la boca
  • Crujidos mandibulares
  • Mala oclusión
  • Desgaste de tus piezas dentales

No dudes en consultarnos.

¡Te leo en los comentarios!

firma_jorge

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.