Masaje Perineal: Indicaciones y contraindicaciones

Afortunadamente, el masaje perineal es una herramienta cada vez más conocida para preparar al periné de cara al parto. Se realiza con aceites específicos para este fin y  pese a que se ha popularizado por este uso, el masaje perineal tiene otras indicaciones.

INDICACIONES DEL MASAJE PERINEAL:

  1. Preparación del periné para el parto.
  2. Dolor en relaciones sexuales.
  3. Autoconocimiento.
  4. Falta de placer.
  5. Mejora del trofismo y la lubricación.

Aunque cada vez nos parezca menos extraño cuando alguna conocida nos dice que va a empezar a realizar masaje perineal, aún hay muchas dudas alrededor de esta técnica.

Una de las preguntas que se repiten más a menudo en la clínica es cuándo NO debo realizar el masaje perineal. Hoy me gustaría hablar de esos casos en los que el masaje perineal está contraindicado.

CONTRAINDICACIONES DEL MASAJE PERINEAL:

Infección vaginal:

La candidiasis vaginal es una de las infecciones más frecuentes en el embarazo debido al cambio de pH que provoca la cascada hormonal propia del embarazo. Esta infección causa mucha irritación y picores, además de un flujo grumoso muy característico. 

Además de la candidiasis, también existen otras infecciones, como la vaginosis bacteriana, que hay que tratar y resolver antes de realizar el masaje perineal.

Cistitis:

Aunque durante el masaje se debe evitar la zona de la uretra, cuando hay una infección urinaria aguda, es mejor esperar a que se mejore para realizar el masaje, para no empeorar los síntomas. 

Si la mujer tiene tendencia a la cistitis de repetición, hay que ser especialmente cautelosos/as a la hora de realizar el masaje, porque la manipulación en la zona puede llegar a provocar un nuevo episodio de infección. Si este es tu caso, puedes valorar, junto a tu matrona/ginecóloga el uso de algún tratamiento de prevención. 

Amenaza de parto prematuro:

Aunque el masaje perineal se realiza en el tercio inferior de la vagina, si tenemos amenaza de parto prematuro, lo mejor es no estimular la zona. 

Varices vulvares:

Aunque en muchos blogs podemos encontrar las varices como una de las contraindicaciones del masaje perineal, antes del masaje se pueden realizar maniobras de drenaje vulvar que descongestionarán la zona y nos ayudarán con estas varices. Primero, se realizará el drenaje y posteriormente el masaje. 

Como ves, excepto la amenaza de parto prematuro, todas son contraindicaciones relativas en las que solo hay que esperar o tratar antes de hacer el masaje. 

El masaje perineal sirve para empoderarnos, para conocer nuestro periné, hidratar, mejorar la circulación y el trofismo. Realizarlo tiene muchísimas ventajas, y teniendo en cuenta estas pequeñas contraindicaciones, es una técnica muy segura.

¿Quieres aprender a realizar masaje perineal? ¡Consúltanos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.